« Nutrición OrtomolecularGolpe Natural a los Transgénicos »
User ratings
5 star:
 
(1)
4 star:
 
(0)
3 star:
 
(0)
2 star:
 
(0)
1 star:
 
(0)
1 rating
Average user rating:
5.0 stars
(5.0)
Comment from: dana
dana
5 stars

gracias por todo dios os bendiga

03.07.10 @ 21:13
Comment from: CEN
CEN

CENTINELA

He leído y analizado el libro de Adreas Moritz que versa sobre la limpieza hepática y de vesícula y os doy mi opinión:

1) Hay datos que no cuadran. Los conductos del hígado de más de 1 mm de diámetro representan menos del 5% de volumen total del hígado. Si las “piedras” o cálculos procediesen del hígado, por el volumen de muestras que enseñan algunos en fotografías, supondría que el hígado tendría que tener un volumen próximo a los 15-20 litros, para poder almacenar esas piedras en los conductos. Cosa que no puede ser. Algunos cuentan que han hecho 30 LH y que siguen arrojando centenares de piedras y no se cuestionan su procedencia.
2) Si alguno de vosotros es aficionado a la elaboración de jabón casero sabe que este se obtiene por la reacción de una base (sosa cáustica) y un ácido (aceite o grasa animal), que da lugar a la formación de jabón y de glicerina. Esto es lo que ocurre en nuestra “milagrosa” limpieza hepática. La sal de Epson reacciona con el ácido graso del aceite y el ácido del pomelo y se solidifica, dando lugar a unas bolas jabonosas que algunos toman como piedras procedentes del hígado.
3) Podía pensarse que en la 5, 6 ó 7 vez de LH ya no se expulsan cálculos porque el hígado esta limpio. Quien fabrica jabones caseros, sabe que aunque aparentemente siempre realiza las misma operaciones, en algunas ocasiones el jabón no se forma y la mezcla queda cortada. Eso mismo ocurre en nuestro cuerpo, dependiendo de la concentración de sales (incluso la sal común de los alimentos), ácidos, temperatura y forma en que se envuelve, la reacción puede no formarse.
4) Quien sea un convencido de la LH, podría en su próxima LH añadir al aceite un fuerte colorante alimenticio y comprobar si los supuestos “cálculos” están coloreados en su interior. Y contarnos su experiencia.
5) No es extraño que quien realice una LH le siga una sensación de bienestar. Durante unos días, se alimenta de una manera prudente, sin grasas y con abundantes vegetales y zumo de fruta, que no viene mal. Ni tampoco la limpieza de colon.
6) Con las cosas de la salud no se juega. No sé si el Doctor Moritz es un patán que cuando adquiere unos mínimos conocimientos en una materia, se convence a si mismo y siente la necesidad de darlos a conocer, como experto, en un libro. O si es una persona inteligente y sin ningún tipo de escrúpulos, que vive de la ingenuidad de los demás, pero todos esos centenares y millares de “piedras” no proceden del hígado.

03.09.10 @ 00:07